L-Cube

Muebles de baño

Máxima elegancia mediante diseño intemporal. Silencio. Claridad. Espacio para contemplación. Así describe el diseñador Christian Werner la idea de la que surgió L-Cube, un programa de muebles de baño que renuncia a todos los elementos innecesarios.

Individual como el usuario

Las superficies planas de los frontales de los muebles crean no solo una tranquilidad visual y relajación que pasa al espectador sino también son de fácil limpieza. Cada usuario puede crear su propio clima de bienestar gracias a los diferentes acabados de mueble de L-Cube: se puede disponer de una selección de 11 acabados en decorado de madera, 6 chapa de madera auténtica y 13 acabados en lacado.

Armonía perfecta

Para los elementos de mueble de baño se puede disponer del sencillo espejo L-Cube, rodeado por un marco de luz LED, energéticamente eficiente, que se enciende y se apaga sin contacto, tan  solo con un movimiento de la mano. Los LED proporcionan una iluminación perfecta que no deslumbra, y además son regulables en intensidad de forma estándar. Los ocho anchos de espejos combinan perfectamente con los muebles L-Cube.

La historia de Duravit inició en 1817 en Hornberg, la Selva Negra, como una fábrica de vajilla por Georg Friederich Horn. La ampliación de la gama hacia los productos sanitarios determinó su éxito posterior. A partir de 1950 se inició la producción de porcelana y en 1960, con el nombre Duravit, se abrió camino en el mundo sanitario.

Únase a nuestro Boletín